Descargue Libro
Autor: Adrian Ebens
Publicado: Jul 20, 2017
Escrito: Jul 20, 2017
Descargas: 34

La mayoría de los cristianos tienen ideas firmes acerca de la ira y los juicios de Dios, acerca de Sus visitaciones, Su venganza y Sus castigos. Ellos creen que éstas representan un acto enérgico de Dios, que en cierto momento pierde Su paciencia y castiga y elimina a los transgresores de Su ley mandando a Sus santos ángeles para que lastimen, atormenten y maten a los seres humanos y utilizando las fuerzas de la naturaleza en una manera destructiva para alcanzar Su meta de destruir al apóstata. Pero, ¿cómo llega la gente a esta conclusión?

A través de las historias concernientes a la Cruz de Cristo y a la destrucción de Jerusalén descubrimos un modelo tanto para los juicios de Dios como para la destrucción final de los impíos.

 

  1. Dios advierte, corrige, reprende y señala el único camino seguro.
  2. La gente sigue su propio camino, independiente del Espíritu de Dios.
  3. Aún después de repetidas amonestaciones, ellos eligen su propio camino.
  4. Se colocan más allá de Su protección.
  5. Dios retira Sus bendiciones y elimina Su cuidado protector.
  6. El Espíritu de Dios es retirado.
  7.  Dios no ordena a Sus ángeles que eviten los ataques decididos de Satanás sobre ellos.
  8. El poder de Satanás está en acción en el mar y en la tierra, trayendo calamidad y angustia y barriendo multitudes para asegurarse de su presa.