Muchos vendrán en mi nombre

Publicado Mar 12, 2016 por Adrian Ebens En Hijo unigénito Aciertos: 402

El llegar a entender que Jesús es realmente el Hijo de Dios, y no la segunda persona de la Trinidad como declama la mayoría del mundo cristiano, nos presenta el accionar del gran poder engañoso. Las palabras de Pablo son dolorosamente verdaderas:

2 Tesalonicenses 2:10y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira,

El amor por la verdad es por supuesto por quien es la verdad:

Juan 14:6Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Si no recibimos a Cristo como el Hijo del Padre como el declaró en varias ocasiones, recibiremos un poder engañoso.

Cuando los discípulos de Jesús le preguntaron acerca del fin del mundo, lo primero que el les dijo fue lo siguiente:

Mateo 24:4Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.

El siguiente versículo leemos algo que nos es bien conocido, pero que solo hasta hace poco lo entendía de una sola manera.

Mateo 24:5Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.

Como está traducido en la Nueva Versión internacional es como usualmente entendía este versículo:

Mateo 24:5 Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos.

Las comillas que encierran a la frase “Yo soy el Cristo” dan la idea de que Jesús está diciendo que vendrían personas que declararían que ellas mismas eran el Cristo. Sin embargo, cuando quitamos las comillas, es fácil ver que Jesús estaba diciendo que muchos vendrían en su nombre afirmando que El si en verdad es el Cristo y que sin embargo engañarían a muchos. Uno de los miembros de Maranatha Media me envió un email sobre este punto específico luego de haberlo mencionado como una posibilidad en el sermón El amado – El clamor de medianoche. Estoy agradecido por esta confirmación siendo que creo que es importante. Este entendimiento tiene mas sentido cuando añadimos al análisis la frase “muchos vendrán en mi nombre”, porque si ellos estuvieran declarando que son el Cristo, vendrían en su propio nombre y no en el nombre del verdadero Cristo.

Por consiguiente, Jesús alertó de que en el tiempo del fin, muchos vendrían diciendo representar a Cristo, y dirían a otros que ellos creen en el registro histórico de Jesús, y sin embargo, engañarían a muchos. ¿Por qué? Porque ellos niegan la verdad de que Jesús es en realidad el Hijo de Dios a través de la adoración a la Trinidad, doctrina que borra la distinción entre Padre e Hijo en su entendimiento clásico, o simplemente niega que Jesús es el Hijo en la visión Triteista mas predominante dentro del Adventismo. Aquellos que hemos encontrado la verdad acerca del Hijo de Dios, vemos que las palabras de Cristo se han cumplido al pie de la letra. Hay muy poca gente que dice ser el Cristo, pero hay “muchos” que dicen representarlo y sin embargo engañan a muchos. 

Juntemos las palabras de Cristo y estudiémoslas cuidadosamente, no sea que pasemos por alto advertencias que nos confirman en la verdad del Hijo de Dios.