¿Pueden las películas y la música atraer a los malos espíritus?

Publicado Ago 08, 2013 por Adrian Ebens En El orden evangélico Aciertos: 1,602

Recientemente se me que pidió que explicara más acerca de los efectos que las acciones de la cabeza de hogar tienen en su familia. He hablado acerca de estas cosas en esta serie de presentaciones:

https://vimeo.com/albume/1453216

Permítanme dar un ejemplo directo del efecto que las películas y la música tienen en nuestras familias. Alguien en nuestro círculo de amigos me sugirió que viera una película que presentaba en detalles los desafíos de una familia con un niño autístico. Nuestro doctor también sugirió que sería bueno verla ya que reflejaba algunas de las cosas que nuestra familia ha estado enfrentando. Se me preguntó algunas veces si la había visto y finalmente encontré algunas secciones de ella en youtube. Yo vi la película solo, y mi esposa la vio por algunos minutos. Ninguno de mis hijos la vio, ni siquiera se dieron cuenta que yo la había visto. Me sentí incomodo desde el mismo comienzo, pero no la apagué. Parte del comportamiento negativo del actor que hacía el papel del niño autístico comenzó a reflejarse en nuestro hijo en los próximos días. Nada drástico, pero si hubieron cambios. Mi esposa y yo nos arrodillamos y pedí perdón por haber permitido esta influencia en nuestro hogar. Mucha gente piensa que esto es completamente absurdo, y que no está relacionado con nada, pero nosotros hemos visto estas situaciones muchas veces.

Cualquier película, cualquier pieza de música que refleja un espíritu negativo que se ve o se escucha sin oposición en el hogar, afectará a todos los que ocupan la casa si la cabeza del hogar lo permite. Los iguales se atraen, y cualquier película que caracteriza violencia, inmoralidad, mentiras, robos o engaños, tendrá influencia en el hogar.

Sobre el tópico de la música, ¿cuantos de nosotros escuchamos música procedente de las iglesias de Babilonia? ¿Existe un espíritu maligno que está presente en esta música? ¿Es el espíritu de Jesús o es otro espíritu? ¿Se han preguntado porque hay tantos adventistas que no pueden ver la falsedad de la trinidad cuando escuchan música que la está alabando? ¿Hay un espíritu que proyecta ceguera en las mentes del pueblo de Dios? Es cierto que Dios tiene gente en Babilonia y su música puede reflejar el espíritu del cielo pero, ¿cómo saberlo? ¿Deseamos saberlo permitiendo que un espíritu negativo encuentre acceso a nuestros hogares? ¿Y qué se puede decir acerca de estilos de música? Obviamente el rock cristiano habla por sí mismo pero, ¿imaginamos de alguna manera que Satanás no sabe cómo tocar música dulce y placentera y así enviar su espíritu con ella? Donde existe la falsedad y el deseo egoísta en el cantante, allí está Satanás listo para influir nuestras mentes. ¿Es prudente que los adventistas busquen a gente de otra fe para que ellos escriban y produzcan su música? ¿Imaginamos que no importa que Dios ellos adoran y que falsas enseñanzas mantienen? ¡Prueben los espíritus para ver si son de Dios! Discernamos la alegoría en la historia de Zimri (música) y Cozbi (falsedad) cuando Israel estaba a punto de entrar en Canaán. Números 25:14. Satanás usa la música falsa para traer una plaga en Israel. Las doctrinas que son parte de las creencias están conectadas con los espíritus que las inculcan en el alma. ¡Despertemos a los engaños de Satanás! Millones de personas son engañadas a través del espíritu que participa en la música inspirada por él mismo. El escribe las canciones que el mundo entero canta.

Cuando hay contención, argumentos, y malentendidos entre los miembros de familia, con frecuencia puede haber alguien en el hogar que tiene el habito de observar y escuchar cosas que le permiten al espíritu de Satanás tener acceso a las casas y las mentes de quienes las ocupan.

En otra ocasión, aprendí una lección muy dura. Una vez, mientras estaba de compras, hice una broma de mal gusto con la dependienta de la tienda. Las bromas son un tipo de engaño y son condenadas por la Inspiración. (Ver el capítulo 13 de Mi Amado para más detalles). Poco más tarde recibí una llamada de mi esposa describiendo un trastorno significativo en nuestra casa que revelaba falta de protección. En los últimos años he sido testigo de esto una y otra vez. Algunas personas se preguntan porque Dios permite que les sucedan ciertas cosas y sin embargo, sencillamente ver programas triviales, inmorales y violentos, escuchar música sin saber si es celestial y bromear con otros permite con certeza que los espíritus malos entren a nuestra casa. ¿Cuantas personas están haciendo estas cosas mientras se preguntan porque le suceden cosas malas a ellos y a sus familias?

Algunos años atrás, permití en mi hogar un juego de computadoras que la mayoría de la gente consideraría completamente inocente. Lo revisé cuidadosamente para asegurarme que no tenía nada siniestro. Como padre, algunas veces es difícil caminar la fina línea entre mantener una mente abierta y proteger a la familia. Cuando llevamos el artículo a casa, en pocos minutos de observar a mi hijo jugar, apareció una imagen de una mujer con poderes mágicos. Enseguida supe que esto iba a causar un problema. Debido al hecho que mi hijo autístico está sintonizado a cambios emocionales en el hogar, inmediatamente comenzó a gritar. El estaba en otra habitación y nunca vio el juego. Se agitó de tal manera que comenzó a tirar cosas en el cuarto. Mi otro hijo que estaba involucrado en el juego hizo la conexión y se dio cuenta del problema. Me arrodillé inmediatamente y le pedí perdón al Señor y luego agarré el juego y lo regresé directamente a la tienda. Al rato la calma regresó a nuestro hogar. Puedo asegurarles que este juego está en muchos hogares adventistas sin que las familias estén conscientes del espíritu que permiten en el hogar.

Cuando el padre se involucra en estas actividades, el hogar abre sus puertas a los ataques de Satanás. Como esposos y padres, debemos de ser soldados de Cristo y guardar las avenidas del alma. Algunos padres responden buscando controlar cada detalle, pero esto no es eficaz. Si el hijo mayor trae algo a la casa y definitivamente quiere verlo o jugar en su recamara, confiscar el objeto puede incrementar el problema. Al afirmar el padre que no se siente complacido acerca del juego/película pero dejando la decisión en sus manos como a hijos mayores, le permite al Señor mostrarles el peligro de estas cosas sin que el padre o la madre le permitan un mayor acceso al hogar en general.

En otra ocasión, ví un documento acerca de algunos eventos que tomaron lugar in Australia en los años 1800. Se hizo referencia de algunos logros deportivos y luego se tocó una música que yo acostumbraba escuchar cuando era más joven. Por un minuto reviví los recuerdos de esa música en forma positiva. Sentí nacer en mi corazón sentimientos de orgullo nacionalista y después me di cuenta de que estaba siendo atraído hacia un espíritu falso, pero rehusé apagar el programa. Poco después tuve un accidente donde me lastimé la mano. ¿Es esto un asunto de protección o deberíamos decir como lo hacen muchos que no tiene nada que ver? ¿Es el espíritu de los deportes un espíritu que el manso y humilde Jesús aprueba? Cuándo vemos futbol, tenis u otros deportes donde los rostros se contorsionan con agresión y despliegan gloria propia, ¿pensamos de forma insensata que el espíritu que está presente no nos afecta?

Durante la noche fuí testigo de lo que se realizaba en los terrenos del colegio. Los alumnos que participaban en la grotesca pantomima que se vió, representaban con su actuación la mente del enemigo y algunos de ellos lo hicieron de forma muy indecorosa. Me fué presentada una visión en la cual vi a los alumnos jugando partidas de tenis y cricket. Luego se me instruyó acerca del carácter de esas diversiones. Me fueron presentadas como una especie de idolatría, como los ídolos de las naciones. Counsels to Teachers p. 350.

 

Pocos males deben ser más temidos que la indolencia y la falta de propósito. Sin embargo, la tendencia de la mayor parte de los deportes atléticos es causa de preocupación para aquellos que se interesan por el bienestar de la juventud. Los maestros se sienten preocupados al considerar la influencia que tienen estos deportes, tanto sobre el progreso del estudiante en la escuela, como sobre su éxito en su vida futura. Los juegos que ocupan una parte tan grande de su tiempo, apartan su mente del estudio. No contribuyen a preparar a la juventud para la obra práctica y seria de la vida. Su influencia no tiende hacia el refinamiento, la generosidad, o la verdadera madurez. Algunas de las diversiones más populares, como el fútbol y el boxeo, se han transformado en escuelas de brutalidad. Tienen las mismas características que tenían los juegos de la antigua Roma. El amor al dominio, el orgullo por la mera fuerza bruta, el temerario desprecio manifestado hacia la vida, están ejerciendo sobre los jóvenes una influencia desmoralizadora que espanta. La educación, pp. 189, 190.

Esta guerra es real y necesita oración y sabiduría. Guardemos bien las avenidas del alma porque Satanás está buscando entrar en los corazones y las mentes de la familia, especialmente por medio de las películas, los juegos y la música. Youtube, Facebook y Twitter son algunos de los lugares de mayor éxito de Satanás para acceder al hogar. Y ni hablar del uso de dispositivos móviles.

Algunas de las cosas que he expuesto aquí podrían causar temor, pero “Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de buen juicio”. Versión Dios Habla Hoy.

Flp 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.