Guerras de identidad - En busca del hogar - Parte 2 - Surgimiento y desarrollo de la tiranía

Publicado Mar 19, 2013 por Adrian Ebens En Guerras de Identidad - En busca del hogar Aciertos: 815

Ahora quisiera que veamos cómo surge el sistema de Satanás, y cómo se desarrolla a lo largo de las Escrituras, y cual sería su culminación final – lo cual básicamente culmina en Apocalipsis 13 con la bestia semejante al leopardo y la imagen de esta bestia, la cual domina y controla al mundo entero. El espíritu de tiranía que se originó con la mentira de la serpiente es lo que hace que surja esta bestia o este poder. Quisiera demostrar, según como lo veo en las Escrituras, por qué debe surgir este poder o esta bestia, y por qué está surgiendo y debe dominar al mundo: se debe a la filosofía de vida que está construida sobre el principio de la mentira de Satanás que dice “no moriréis”. Allí queremos llegar – pero primero resumamos brevemente y repasemos algunos puntos.

Resumamos lo que vimos anteriormente:

GI01

Primer punto: Satanás ataca el principio fundacional del reino de Dios que dice que Dios es la fuente de la vida. Lo ataca de frente con su declaración “no moriréis”, y de hecho, “seréis como Dios”. En otras palabras, dice que uno posee vida propia, y Dios teme que nos demos cuenta de la verdad (lo que Satanás llama verdad), y seremos como él, igual a él en exactamente la misma forma, conociendo el bien y el mal. Pero Satanás introdujo este concepto del poder dentro de uno mismo. Si uno da un vistazo a las religiones del mundo y las creencias alrededor del mundo, verá que casi todas las religiones creen que el hombre es ya sea inmortal o divino. Al revisar todos los sistemas de creencias, incluso las creencias de la nueva era, se hace evidente que enseñan que existe un poder dentro del hombre. Por doquier, esta filosofía domina al mundo; se extendió a partir de la mentira de la serpiente: “no moriréis”.

Sin embargo, esto no significa que aquellos que creemos que cuando el hombre muere regresa al polvo, estemos inmunes a esta mentira. Si así fuese, no tendríamos las dificultades que tenemos ahora. No estamos inmunes a ella. Una cosa es creer que cuando mueres vuelves al polvo; otra es comprender qué significa esta creencia y cómo te ayuda a arreglar tu vida. Allí está el resumen; volveremos a él un poco más adelante.

Punto dos: Al aceptar la mentira de Satanás, Adán y Eva perdieron su identidad y su valor. Perdieron su identidad porque como hijos de Dios nos damos cuenta que somos justamente eso: hijos de Dios; eso es quienes somos. Así es como se nos conoce, así es como nos definimos – y nuestro valor como individuos proviene del hecho de que nuestro Padre nos ama; nuestro valor no proviene de ninguna otra fuente.

Una forma de saber que estamos influidos por la mentira de Satanás es si nos encontramos en una situación de vida en la cual no podemos trabajar, y esto nos hace infelices. ¿Alguna vez se han encontrado en una situación en la cual están postrados y no pueden trabajar? ¿Se sienten completamente relajados cuando esto sucede? En caso que uno no esté siendo haragán y desee trabajar, desee agradar a otros, desee hacer lo que Dios quiere que haga, pero se halla enfermo - ¿puede uno igual estar conforme? ¿O se siente uno frustrado? ¿Qué es lo que nos hace sentir frustrados? Si llegamos al final del día sin haber podido lograr lo que deseábamos, ¿nos sentimos enojados y frustrados, o nos sentimos conformes? (Siempre y cuando hayamos hecho lo mejor que podíamos). Hicimos lo mejor que podíamos, pero recibimos llamados telefónicos, surgieron problemas, ocurrieron cosas, algo salió mal, y no pudimos hacer lo que teníamos planeado para ese día. ¿Podemos sentirnos satisfechos? ¿O estamos frustrados? ¿Qué es lo que causa esa frustración? Si Dios es nuestro Padre y nos ama, ¿tiene importancia el hecho de haber logrado o no algo ese día? ¿Realmente importa? Si aquel día le pedimos a Dios que nos guiara y nos ayudara en las cosas que necesitábamos hacer, ¿no podemos confiar en que él respondería aquella oración?

Estas son las cosas que necesitamos resolver. En mi caso, oré: “Señor, guíame hoy; ayúdame a ser eficiente en tu servicio hoy. Llévame a alguien hoy para hablar acerca de Jesús. Dame oportunidades; hazme eficiente en tu obra”. Si así oré y pasó el día y no logré nada, entonces ¿no era esa la voluntad de Dios, el permitir que eso me ocurriera? Yo oré y obré según mi consciencia, y luego las cosas salieron mal. Él me está probando: “¿Confías en mí?” Tal vez ese día él quería que me volviese más eficiente al aprender a confiar en él. El aprender a confiar es eficiente, ¿no? Podríamos llegar a ser muy eficientes si tan sólo aprendiésemos a confiar.

Entonces estas son las dos cosas que hemos visto hasta ahora en nuestro resumen; y en el segundo punto vemos que Adán y Eva perdieron su identidad, valor y modelos de relacionamiento familiar y terminaron en el ciclo del temor y el dolor. Hay un problema – un gran problema – con el reino de Satanás. Y lo sé porque lo viví en demasía cuando hacía mucho deporte. Cuando llegas a la cima y eres mejor que los demás, ¿puedes sentirte tranquilo? ¿Por qué no? Porque siempre hay otro que desea quitarte la corona. Cuando se llega a la cima, el temor en realidad se hace mayor porque ahora uno tiene algo para defender y proteger; uno tiene mucho que perder. Cuando uno entra como el que lleva las de perder (y a los australianos nos encantan los que se llevan las de perder), entonces uno no siente temor porque no tiene nada que perder. Pero una vez que logramos la cima y añadimos títulos a nuestro nombre, nos invade el temor.

Recuerdo haber leído de un kickboxer australiano que ganó el puesto mundial en Tailandia. Lo leí con interés, porque decía que cuando recibió su cinturón y volvió a casa con el cinturón de campeón y se sentó en su habitación de hotel en Tailandia, dijo: “Me sentí estafado, porque me sentí tan mal como me había sentido el día anterior; no me sentí distinto. Pensaba que una vez que obtuviera este premio sentiría algo distinto, me sentiría fantástico, maravilloso – pero no fue así. Seguí sintiéndome tan mal como el día anterior.” Eso fue porque ahora tenía que defender su título, entonces no le traía tanto gozo. Ahora siempre tendría que alcanzar expectativas, tendría que ser el campeón y actuar de esa manera; todos lo atacarían para obtener su corona; ahora él era importante. Estos atacantes estarían diciendo: “Si tan sólo pudiéramos agarrarlo, podríamos ser importantes”. Pero luego ellos también se encontrarían con la misma verdad que él halló en la habitación de hotel aquella noche: al final, no valía la pena todo aquel esfuerzo y sacrificio. Lo único que necesitaba era un Padre que lo abrazara y le dijera: “Eres mi hijo, te amo; sigue adelante y disfruta de la vida; ve y sé feliz; no necesitas demostrar nada.”

Tercer punto: Adán y Eva sólo continuaron viviendo porque Cristo se transformó en el cordero inmolado desde el principio del mundo. No tocamos este punto en la charla anterior – pero vemos que muchos malentienden el versículo “El día que de él comiereis, de cierto moriréis” (Génesis 2:17). ¿Alguna vez han oído la frase dying you shall die (muriéndote te morirás)? Es una mentira; forma parte de la idea errónea de que uno posee vida inherente en uno mismo. No hay vida en el hombre. Cuando Adán y Eva comieron del fruto, murieron – muerte instantánea. Pero ¿por qué no murieron? ¿Alguna vez han tenido una computadora portátil que está conectada a la corriente eléctrica, pero luego se la desenchufa, pero sigue funcionando? ¿Por qué sigue funcionando? Porque tiene batería – otra fuente de energía. La humanidad, en un pestañar, pasó a utilizar otra fuente de energía. Jesús intervino de inmediato y tomó aquel cable roto, y lo sostuvo para que funcionara. Jesús es el único que sostiene el canal de la vida; él es quien hace que siga fluyendo el pulso en la raza humana. Únicamente mediante él, la vida sigue fluyendo. Esa es la única razón por la cual nuestros corazones laten, el pasto crece y los pájaros cantan - porque Jesús se encargó de hacer que la vida siguiera fluyendo a nosotros.

Por esta razón, como dice, cada hogaza de pan está estampada con la cruz de Cristo y cada hoja de pasto dice “te amo” de parte de Dios – porque Jesús completó la brecha: rodeó aquella fuente de vida rota y la sostuvo, apenas surgió la necesidad. Y por supuesto, esto ya se había planificado anteriormente, ¿no es así? Él fue el cordero inmolado desde el principio del mundo. El Padre y el Hijo se pusieron de acuerdo en su consejo de que si el hombre fallase, Jesús intervendría y garantizaría aquellas vidas, para darles gracia y tiempo de escoger a cuál reino seguirían. Es hermoso ¿no? – el hecho de que Jesús se haría cargo de hacer eso por nosotros.

Punto cuatro: Para recobrar su sentido de identidad y valor, la raza humana adoptó un sistema basado en el desempeño y los logros (Génesis 10:8-10). En esta presentación veremos esto.

Pero ahora Adán y Eva – la humanidad – no estaban recibiendo directamente su valor del hecho de ser hijos de Dios, sino que creían que el poder provenía de ellos mismos. La única manera de obtener valor, entonces, se transformó en un proceso en el cual uno se recuerda continuamente que tiene poder. Entonces uno logra cosas, hace cosas, sube hacia la cima, logra el éxito en los deportes, y hace tantas cosas para demostrarse constantemente que “sí, lo tengo, lo tengo, lo tengo”.

Vieron a Nabucodonosor en Daniel 4, donde habla de sus logros. No lo dice en forma de declaración, sino en preguntas: “¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué por casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?” Él se está preguntando: “¿Es suficiente ahora? Ser, puedo descansar ahora, y tener paz? ¿He hecho suficiente? He conquistado al mundo, he creado los jardines colgantes de Babilonia, he hecho tantas cosas – sin embargo, ¿es suficiente?” Con lo que su ser le contesta fuertemente: “No, nunca es suficiente, nunca alcanza. Debes seguir luchando”. Y por eso la Biblia dice que no hay descanso para el impío. La falta de descanso es en realidad la falta de la paz que viene con saber que un Padre nos ama y cuida de nosotros. Es por eso que no hay descanso en esos casos.

Vamos a ver este sistema sobre el cual funciona el mundo – el sistema basado en el desempeño y los logros. Veremos cómo surgió y se desarrolló.

Punto cinco: la raza humana se vio atrapada en un ciclo de falta de valor. Es por esto que el hombre no podía simplemente regresar a Dios: porque el hombre ahora creía que tenía vida en sí mismo, entonces ¿cómo sentiría la necesidad de ir a Dios para pedir ayuda? El hombre no lo sabe; Dios ahora es (para el hombre) alguien diferente a lo que era antes: el hombre percibe a Dios como una gran fuente de poder, mientras que se ve a sí mismo como una pequeña fuente de poder. Entonces necesita tener cuidado de Dios. Ya no se le acerca como a un Padre, sino como a un enemigo. La mente carnal es enemistad hacia Dios, o enemiga de Dios. Piensa que tiene que guerrear contra Dios o apaciguarlo, y hacer penitencias y todo tipo de actividades religiosas para que quede contento y nos deje tranquilos y así estemos bien. Entonces esta mentira cambió completamente en el hombre la comprensión de quién es Dios, de tal manera que no podía regresar. En la próxima presentación veremos qué hizo Dios para restaurar nuestra verdadera comprensión de Dios – y por supuesto lo hizo al enviar a su Hijo.

GI-II-2

Vimos la comparación de los dos reinos. No tomaremos mucho tiempo en esto, pero básicamente la diferencia entre ambos sistemas está basada en sus creencias acerca de la fuente de vida y la procedencia de la vida. Y recordemos que habíamos dicho que (como dice en Apocalipsis, en los Salmos, y en todos los versículos que vimos) hay vida que fluye desde Dios, desde su trono, hacia nosotros. Lo clave para nosotros es la voluntad. Como dijo un autor: “la voluntad es el poder regio del hombre”.

GI-II-3

Todo depende de la acción correcta de la voluntad. La expulsión del pecado es un acto del alma misma a través de la voluntad, porque una vez que la voluntad se abre a Dios, la vida de Dios entra en nosotros y el pecado es quitado y no puede permanecer; el pecado se quema en el fuego del amor de Dios. El amor de Dios es fuego, y necesitamos ser quemados ahora en este fuego, antes que lleguen los fuegos del fin del tiempo, para que nuestro pecado se queme ahora. Es el fuego refinador que quita tanto nuestro pecado como la mentira de la serpiente. Entonces – luego tenemos aquí todos los principios de amor, gozo, paz, que simplemente fluyen de nosotros. Ya no vivimos nosotros, sino que ¿quién vive en nosotros? Cristo, mediante la fuente de vida.

GI-II-4

Sin embargo, en el reino de Satanás, la voluntad se halla bloqueada por la mentira de “no moriréis”. Esto viene desde el primer Adán: tenemos esta mentira que nos hace pensar que todo proviene del centro del hombre. Y lo que eso básicamente significa para los cristianos es que sí, todavía necesitamos a Dios, porque él es una fuente de vida más grande, entonces podemos pedirle que haga cosas y perfeccione nuestra agenda. La mentira nos hace creer que si podemos conseguir a Dios como nuestro aliado, si él llega a estar de nuestro lado, entonces seremos invencibles. Este es un Dios diferente [al de la Biblia], y muchos cristianos le sirven: es el Dios al que apaciguamos, el Dios por el cual trabajamos para obtener su poder así podemos cumplir con nuestra agenda.

Eso es lo que hicieron tanto Judas como Pedro. Pedro quería que Jesús cumpliera con sus planes y vio a Dios de esta manera hasta después de la resurrección. Luego de eso, todo cambió: comenzó a ver un Dios diferente, el verdadero Dios de la Biblia. Y todo esto proviene de una pequeña mentira.

Vayamos a Génesis 4:8-13. Veremos el origen de la tiranía. Mientras buscan en sus Biblias, quisiera que volviésemos atrás a Génesis 3. Quisiera que noten algo: luego que Adán y Eva comieron del fruto y Dios se encontró con ellos, ¿cuál fue la primera emoción que sintió Adán al encontrarse con Dios? ¡El temor! El temor es una parte importante de todo este proceso, porque recordemos que ahora el hombre percibe a Dios como una fuente grande de poder, mientras que se percibe a sí mismo como una fuente pequeña de poder. Y Adán sabe que hizo algo malo y está tratando de protegerse. Y porque está intentando protegerse, hace lo que puede para que Dios lo deje tranquilo. Y dice en Génesis 3:10: “Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo”. ¿Se imaginan cómo se habrá sentido Dios al oír aquellas palabras? Su propio hijo, teniéndole miedo. ¿Te imaginas a tus hijos teniéndote miedo – que al verte, salgan corriendo? Eso es lo que hizo Adán: vio que Dios venía, entonces salió corriendo. ¿No creen que eso quebrantaría al corazón del Padre? ¿Por qué creían estas mentiras acerca de él? ¿Por qué reaccionaban así? Es triste. Y Dios lo sabía, por supuesto, pero emocionalmente nos preguntamos esto.

Entonces el temor se transformó en una gran parte de la situación. El temor, en última instancia, es lo que mueve al reino de Satanás. Es parte del ciclo: orgullo, temor, orgullo, temor. Estamos atrapados en aquel ciclo. El temor es lo que nos impulsa. La Biblia nos dice en Lucas 1 que Jesús vino para librarnos del temor. Esa es una razón importante por la cual vino. Pero ahora presten atención porque leeremos de Caín, en Génesis 4:8-13:

Génesis 4:8 Y dijo Caín a su hermano Abel: salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

Me gustaría detenerme mucho más tiempo en esta historia, pero necesitamos cubrir varios puntos, por supuesto, todos necesitamos almorzar hoy. ¿Por qué Caín se levantó contra Abel y lo mató? ¿Alguien quisiera compartir sus ideas al respecto? [Alguien en la congregación responde que Abel no estuvo dispuesto a unirse a Caín en su rebelión.]

Sí, comprendo lo que estás diciendo, pero él no estaba dispuesto a unirse a su coalición (la coalición de la voluntad contra Dios[1]) porque Dios había instaurado el sacrificio del cordero para que simbolizara lo que Jesús haría al venir. Caín dijo que no. Y también, tuvo la audacia de decir: “Señor, reconozco que estás allí y necesito lidiar contigo porque estás en mi vida – no puedo deshacerme de ti, así que tengo este plan: traeré por ofrenda mis frutas y verduras”. Ese era su plan: “Tú lo haces a mi manera, y nos encontramos a mitad de camino”. La audacia de siquiera sugerir algo así proviene de la mentira que le hizo creer que él poseía cierto poder para negociar. La verdad es que no tenemos ningún poder para negociar con Dios. No tenemos nada excepto el poder confiar – eso es todo lo que debemos hacer. Pero Caín comienza a negociar con Dios, y cambió la adoración a Dios. Trajo un sacrificio sin sangre, y sin derramamiento de sangre no se hace remisión, no hay perdón, no hay reconocimiento del cordero. Cada vez que Caín veía al cordero ser inmolado, decía: “¿Me estás diciendo que soy malo y debo matar a un cordero? No soy tan malo, estoy bien – no me digas que soy malo”.

Sin embargo, cada vez que Abel sacrificaba un cordero, y Dios consumía su sacrificio, y Caín veía que se quedaba parado allí con sus frutas y verduras y sólo veía moscas, le brotaba la ira, además de brotarle el temor. Pensaba: “Dios no está aceptando lo que estoy haciendo”. Y comenzaba a rumiar y pensar en lo que sucedía. Y cada vez que Abel ofrecía un sacrificio y le oraba a Dios servía de recordatorio para su hermano de que estaba yendo por el camino errado. Finalmente Satanás lo llevó al punto de que llegó a hacer lo inimaginable – porque cuando alguien mata a otra persona, eso es un momento de locura, ¿no es así? Es una locura; es Satanás tomando completa posesión de una persona para que mate a otra. Para llegar a hacer eso, es increíble lo que uno debe suprimir. Me imagino que han oído historias de guerra acerca de lo que los soldados tuvieron que suprimir en sí mismos la primera vez que miraron a través del cañón de su arma y le dieron un tiro a alguien y lo vieron caer al suelo. Por cuánto tuvieron que pasar – el trauma que vivieron – por haber matado a alguien. ¡Lo que tuvieron que suprimir! No es algo natural el matar a alguien. Sin embargo, finalmente luego de matar al segundo, al tercero, al cuarto, se transformó en su segunda naturaleza. Su naturaleza se endureció, se hizo insensible, para poder sobrevivir. Y por eso dicen que a menudo es necesario que los que trabajan en mataderos (donde matan a los animales para carne) necesitan al tiempo se trasladados a otra área, porque se vuelven tan insensibles y crueles que comienzan a despedazar a los animales al matarlos; ya ni les importa. Y eso es lo que sucede.

Pero vemos aquí que Caín se levantó contra su hermano y lo mató. Y dice:

Génesis 4:9 Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. [¿Es verdad eso? Es una mentira. Le está mintiendo a Dios; está tratando de convencerlo]¿Soy acaso guarda de mi hermano? [Es todo una historia, y me siento tentado a entrar en detalles aquí, pero…] (10) Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. (11) Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. (12) Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza…

El quitarle la vida a Abel estaba simbolizado al quitarle la fuerza a la tierra, porque la vida de Dios es la que hace que crezcan los frutos, los vegetales, y todo. Entonces, el hecho de haber quitado la vida ahora se simbolizaba con quitarle a la tierra el poder de producir alimento. Luego dice:

Génesis 4:12 … errante y extranjero serás en la tierra. [Quisiera pasar un poco de tiempo analizando estas palabras: “errante y extranjero”. Luego sigue:] (13) Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado.

Quisiera volver a eso (el versículo 13), pero analicemos “errante y extranjero”: “errante y extranjero serás en la tierra”. Errante significa oscilar, andar, balancear, dispensar, errante, estremecer, inestable, menear, mover, poner, sacudir, tambalear, temblar, titubear, vagabundo, vagar, zarandear (Diccionario Strong). Esto de oscilar, titubear y tambalear sucedería debido a lo que Caín había hecho. Pensemos en esto: ¿Cómo se habrá sentido Caín al ver a su hermano muerto sobre el suelo? Era su hermano, con el cual había jugado mientras crecían juntos, el hijo de sus padres – y lo acababa de matar. ¿Les parece que Caín se sintió bien consigo mismo? Satanás le estaría diciendo: “Eres un asesino – ¡asesino! ¡Acabas de matar a tu hermano!” Y Satanás lo llenó con estos pensamientos, de manera que comenzó a titubear, y su inseguridad entró en aumento. Comenzó a tambalearse y agitarse de un lado a otro. Esto es lo que el pecado nos hace; nos hace inseguros. Nos hace temblorosos e inestables, de manera que no podemos tomar decisiones claras.

Extranjero (según el Diccionario Strong) significa agitar, oscilar, vagar, huir - huir del arrepentimiento que nos ofrece el Espíritu de Dios - desaparecer, sacudir o menear la cabeza en escarnio (hay un aspecto de orgullo en esto también, donde uno quiere convencerse que “¡ah, no importa!”) También significa condolerse, consolar, compadecer, (para ser condescendiente, uno podría decir, “¡ah, pobrecito, ya se te va a pasar!”) deplorar, acosar, agitar, burlarse, compadecer, condolerse, doler, entristecer, errante, escapar, extranjero, huir, ir, lamentar, menear, mover, remover, vagar. Es interesante – eso es lo que todas esas palabras significan: lamentar algo.

Esta es la mentalidad de Caín, y son esta mentalidad y la mentalidad de Abel las que se enfrentan en la gran controversia. Somos una de dos personas: o estamos en el espíritu de Abel, o en el espíritu de Caín. Los espíritus de Caín y Abel están simbolizados a lo largo de las Escrituras mediante los dos pactos, las dos mujeres – siempre se ven dos, dos, dos, los dos que están buscando la posición, y esto es representativo de los dos sistemas. Abel creía en el sistema de fuente de vida de Dios, y confiaba en que su vida provenía únicamente de Dios. Por ende, al sacrificar el cordero, estaba reconociendo su dependencia en Dios. Al contrario, cuando Caín trajo sus frutos y verduras de ofrenda, éstos no simbolizaban la muerte, sino la vida. En otras palabras, Caín no quería morir al yo; trajo aquello que él había producido: “Toma esto, Dios, es lo mejor que puedo hacer. Aquí está el talento que me diste – lo escondí en la tierra, tómalo nuevamente”. Caín no creció ni desarrolló ese talento en ninguna forma.

Y esta es la maldición de la mentira de la serpiente, y es la razón por la cual no hay descanso para el impío. Aquellos que continúan creyendo en esta mentira se verán maldecidos con un deseo de gobernar, de compararse a uno mismo, con un sentido de depresión, de sentir altibajos continuamente, de constantemente buscar la aprobación de los demás. Esto es lo que significa ser errante y extranjero. Esta es la maldición de la serpiente que cae sobre nosotros – y Caín manifestó este espíritu. Podríamos decir mucho más, pero es interesante que Caín fue el primero que salió a construir una ciudad. Construyó una ciudad; tenía miedo y temor de que alguien vendría a matarlo, por lo tanto tuvo que rodearse de gente. La gente vive en las ciudades. Es raro: la gente vive en ciudades porque tiene miedo de salir al monte. Sin embargo, ¿cuál es el lugar más peligroso donde vivir? La ciudad, donde la gente puede quitarnos las cosas o destruir nuestro hogar o matarnos. Las ciudades son lugares muy peligrosos.

Por ejemplo, hace un par de años estuve en Los Angeles, una ciudad peligrosa. No quiero ir allí jamás, para nada. Pero esta es la maldición de la serpiente. Veamos a dónde más lleva esto: es obvio que el espíritu de Caín perduró, y por supuesto, Caín tuvo hijos, ¿no? Quisiera que veamos Génesis 6:1-4 donde veremos la fórmula de la tiranía. Lo explica muy claramente. Y esto es lo que llevó a la destrucción en la época del diluvio. Aquí tenemos un muy buen bosquejo de cómo exactamente ocurrió esto, de manera que lo podremos ver ocurrir nuevamente en los últimos tiempos en los cuales estamos viviendo:

La fórmula de la tiranía:

Génesis 6:1-4 Y aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, (2) que viendo los hijos de Dios [el reino de Dios; y los hijos de Dios eran aquellos que creían en los principios del reino de Dios, de que la vida proviene de Dios, y participaban del sacrificio del cordero. Y dice:] que las hijas de los hombres [el reino de Satanás; las hijas de los hombres son aquellas nacidas de hombres que eran seguidores de Caín y rechazaban los principios de Dios, pero:] eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

¿Por qué dice que las hijas de los hombres, que escogieron como esposas, eran hermosas? ¿Cuál es el punto que se quiere destacar aquí? En 1 Pedro 3 dice que las mujeres deberían ataviarse de un espíritu afable y apacible, del atavío interno. ¿Creen que las hijas nacidas a los hombres que seguían los principios de Satanás se sentirían bien consigo mismas? Sus padres, ¿las estarían bendiciendo?¿Las estarían animando, educando y cuidando? No. Por lo tanto las hijas de los hombres se volvieron inseguras. ¿Y cómo compensa uno cuando se siente inseguro? Uno busca desarrollar la hermosura externa.

Cuando estás dentro del canal de bendición, te hallas cubierto – posees un símbolo de que estás cubierto. Pero cuando uno no puede estar dentro de ese canal y no se halla cubierto de bendición, uno se encuentra descubierto. Y permítanme decir esto, pero especialmente a las mujeres: mientras más descubiertas de encuentran, más evidencias dan de que han recibido maldición. Por lo tanto no deberíamos mirar con desdén a las mujeres que se hallan en esa situación, sino que deberíamos orar por ellas, porque están manifestando que, por dentro, en realidad sienten que no valen nada; se sienten sin valor, vacías, y creen que pueden atraer la atención de alguien al desvestirse – porque cuando las mujeres se desvisten, los hombres miran; así es la naturaleza humana. Pero mujeres, eso no hará ninguna diferencia, porque solamente es una reacción de la naturaleza animal. Es como un perro: no hay nada especial en esto si hablamos en términos humanos. Uno piensa que es especial, pero no es tan especial. Cuando una mujer anda descubierta de esa manera, los hombres miran, pero eso no hace que ella sea importante. Es muy triste, y estamos viendo más y más de esto hoy en día a medida que nuestra sociedad marcha cuesta para abajo – uno ve que las mujeres andan más y más descubiertas, porque sus familias se están destruyendo y separando, la maldición está cayendo sobre las hijas de los hombres, y éstas se están cubriendo cada vez menos, demostrando que han recibido maldición en lugar de bendición. Es interesante.

Y las mujeres más sobresalientes del mundo son aquellas bailarinas y actrices que andan descubiertas. A eso se dedican. Pobre gente, siento mucha lástima por ellas. Pobres mujeres como Brittney Spears y Paris Hilton, uno puede ver que están tan carentes de valor en sí mismas, que necesitan actuar en forma tan desafortunada. Es terrible. Pero esto es lo que sucede con las hijas de los hombres, y esto es parte de la maldición. Daría para otra presentación entera, pero no entraremos allí. Entonces vemos que se unen los hijos de Dios con las hijas de los hombres – un matrimonio forjado en el infierno, de yugo desigual. No podemos estar en yugo desigual. Y pasaremos más tiempo hablando de esto en las siguientes presentaciones.

(2) que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. (3) Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

Noten que en cuanto los hijos de Dios se casaron con las hijas de los hombres, Dios inmediatamente dijo que esto terminaría, que estaba destinado al fracaso. En 120 años, se acabaría. Luego dice:

(4) Había gigantes [tiranos] en la tierra en aquellos días, [la palabra gigante, si uno consulta su significado, muchos creen que se refiere a hombres físicamente grandes – y seguramente lo eran – pero la palabra en Hebreo es en realidad tirano. Habían tiranos en la tierra en aquellos días. Luego dice:] y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes [poderosos, guerreros, tiranos] que desde la antigüedad fueron varones de renombre. [homenaje a la individualidad]

Varones de renombre significa “homenaje a la individualidad”. Eran hombres que buscaban ser conocidos mediante lo que ellos hacían. Noten la combinación: un matrimonio forjado de manera incorrecta produce hijos carentes de bendición. Sin la bendición del cielo, se producen tiranos – eso es lo que produce. Veremos luego el sistema familiar y cómo Dios lo estableció para lograr esto: cuando un hombre no recibe bendición, entra al camino hacia la tiranía, porque el deseo de ser valorado, de ser reconocido por la gente, se vuelve tan grande que hará lo que sea para lograrlo, hasta vender su alma al diablo para poder adquirir posiciones altas.

Aquellos que buscan las posiciones más altas de este mundo, en muchos casos, han vendido su alma para adquirirlas. Por eso dice en Daniel 4 que Dios constituye sobre el reino al más bajo de los hombres. A menudo los hombres más bajos y más carentes de valor son los que ocupan las posiciones más altas - no es verdad en todos los casos, porque Dios tiene su gente en distintos lugares, pero se ve muy a menudo. Y sabemos que es así al ver todos los problemas financieros que están ocurriendo hoy en el mundo. Los hombres están tramando maldades para colocar a las poblaciones bajo su control y así dominarlas, porque necesitan adquirir valor debido a su carencia de bendición. Entonces esta es la fórmula de la tiranía: una relación familiar incorrecta que produce hijos inseguros que luego desean adquirir poder mediante la mentira de la serpiente. Así es como surge la tiranía.

Veamos lo que dice Génesis 6:5-6:’

Génesis 6:5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

Cuando los pensamientos son de continuo solamente el mal (¿de dónde provienen los buenos pensamientos?), eso significa que el canal del amor de Dios ha sido completamente bloqueado, se ha cortado completamente. No hay buenos pensamientos que lleguen a las mentes de estos hombres, porque los buenos pensamientos provienen de Dios. Estos hombres han aceptado y adoptado plenamente la mentira de la serpiente, por ende no tienen buenos pensamientos y sus pensamientos son de continuo solamente el mal. Luego dice (versículo 6):

(6) Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

Este proceso que ocurrió en el mundo antediluviano está ocurriendo nuevamente. Estamos llegando al tiempo en que los tiranos de este mundo estarán por tomar para sí mismos todos los tesoros que creen que existen en la tierra – eso es lo que está por ocurrir. Y ese espíritu de tiranía se originó de relaciones familiares dañadas y de la mentira de la serpiente.

Ahora llegamos a Nimrod (Génesis 10:8). Nimrod es un personaje interesante. Prestemos atención, porque las palabras son muy importantes. Estudiemos las palabras. Dice de Nimrod:

Génesis 10:8 Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso de la tierra.

La palabra poderoso significa guerrero, tirano, alguien de voluntad propia. Nimrod llegó a ser el primer poderosos de la tierra. Luego dice:

(9) Este fue vigoroso cazador delante de Jehová…

La preposición delante quedaría mejor traducida como contra, ira – aquella frase puede traducirse como “en contra de Jehová”. Por lo tanto dice:

(9)… Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová - o en contra de Jehová. (10) Y fue el comienzo de su reino Babel … [- o Babilonia].

Quiero que presten atención al hecho de que esta es la primera vez que la Biblia menciona la palabra “reino”. ¿Y es el reino de quién? De Nimrod – su propio reino. Es la primera vez que un hombre llega al punto en el cual ya no reconoce a Dios como soberano en ninguna forma. Rechaza completamente el liderazgo de Dios.

Quiero mostrarles lo que Nimrod le enseñó a aquellos que estaban bajo su mando. ¿Quién era Nimrod según la genealogía? Era el hijo de Cus, el hijo de Noé, el hijo de Cam. ¿Qué sucedió con Cam? ¿Porqué fue maldecido Cam? Hizo algo muy malvado. La Biblia trata de decirlo en forma discreta: dice que vio la desnudez de su padre. Lo triste es que cuando su padre despertó, dice que supo lo que su hijo le había hecho – lo cual indica que no era algo agradable para nada. Al hacer lo que hizo, Cam había traído consigo los procesos de pensamiento malvado desde antes del diluvio, y había violado la relación con su padre. Violó aquella relación de tal manera que le trajo una maldición sobre sí y sus hijos que jamás sería quitada. Terrible.

Esto es lo que sucedió en esa familia. Porque uno se pregunta: ¿será que Noé sólo estaba molesto y enojado, entonces maldice a su hijo Cam y sus hijos por el resto de sus vidas, sólo porque estaba enojado? ¿O porque se sentía avergonzado de que lo vieron desvestido? No, hay mucho más que eso. Fue una maldición inherente a lo que Cam le había hecho a su padre: había rechazado la autoridad de su padre, y había actuado hacia él en una manera que era completamente inapropiada, y cargó la maldición de eso – o sea, la maldición de no tener un padre, de ya no tener el consentimiento y el amor de su padre, y de sentir que lo que había hecho era completamente vil. Y guarden este dato un momento: la mayoría de los hombres que hacen mover y sacudir al planeta son parte de un grupo que se denomina the Bohemian Grove. La mayoría de éstos son homosexuales. La vergüenza de lo que hacen es lo que los une en la maldad. La vergüenza de su maldad es lo que quebranta completamente la bendición de Dios; la destruye completamente. Es por eso que los más bajos de los hombres son los que gobiernan en este mundo. Satanás se los sujeta a sí mismo y los mantiene bajo su dominio mediante la vergüenza. Esto es lo que sucede. Si estudian este tema, verán que éstos son los hombres que, en la mayoría de los casos, gobiernan al mundo.

GI-II-5

Si nos fijamos en el fundamento de Babilonia, vemos la maldición de Babilonia: Nimrod provino de una familia pervertida. Si estudian la historia, verán que se indica que Nimrod se casó con su madre luego de la muerte de su padre. Es bastante enfermo y pervertido hacer eso, ¿no es así? ¿Por qué se casó con su madre? Porque era hermosa y poderosa, y en el reino de Satanás, eso es todo lo que importa. Desde el punto de vista humano, es importante poseer belleza y poder, ¿no es así? Y en aquellos días la gente vivía un poco más de tiempo de lo que lo hacen hoy, entonces se casó con su madre. Relaciones familiares pervertidas. Y vemos que la relación madre/hijo se convirtió en la relación principal. ¿Vemos que se nos esté imponiendo fuertemente la relación madre/hijo? María y Jesús – tendríamos tanto que decir de este tema, ¿no? La relación madre/hijo es la que Satanás nos impone con mayor vehemencia, y es la razón por la cual vemos a Madonna y el Niño en tantos lugares.

Otra cosa que notamos es que Nimrod era muy inseguro, porque se lo llama un tirano. Un tirano siempre se siente inseguro. Si uno tiene la necesidad de gritar, de incrementarse, de saltar y vociferar, entonces uno está inseguro; esa es la realidad. Nimrod era rebelde, porque la Biblia habla de “su reino”; formó su propio reino y se rebeló contra Dios, y se transformó en alguien que deseaba controlar a los demás, porque dice que salió y comenzó a dominar a otras naciones. Este es el espíritu de Babilonia, un espíritu que está muy presente hoy en día. Y este es el espíritu que llevará a Apocalipsis 13 a su culminación, al final de todo. Aquí hay algo que nos dice Josefo acerca de Nimrod y sus creencias:

Ahora fue Nimrod quien los entusiasmó a tal afrenta y desprecio para con Dios. Era el nieto de Cam, el hijo de Noé, un hombre valiente y de mano muy fuerte. Los persuadió a que no la atribuyeran [su fuerza] a Dios, como si fuera que por sus medios eran felices, sino que creyeran que fue el propio coraje de ellos lo que les procuró aquella felicidad. [¿Ven aquí la mentira de la serpiente que dice que todo proviene desde uno mismo?] También cambió en forma gradual el gobierno hacia una tiranía, porque no veía otra forma de renegar a los hombres del temor de Dios que no fuera sujetarlos a una dependencia constante en su poder [el poder de Nimrod].” (Josefo, Antiquities [Antigüedades], Libro 1, Capítulo 4, párrafo 2).

Necesitaba controlarlos, y como vemos, esta actitud se ve también hoy en día. Aquellos hombres que están al mando y poseen el espíritu de Nimrod no soportan que la gente adore y obedezca en libertad. Pensemos en esto un momento: un hombre que tiene una esposa e hijos que lo aman ya posee su propio reino en este mundo. Amén. Pensemos en esto, porque volveremos a este punto. Cuando hay una familia que se ama, con el esposo como cabeza del hogar, y cuando la posición del esposo es respetada y honrada por su familia, y la esposa, sujeta a su marido, es respetada y amada por sus hijos, entonces hay un reino que ningún hombre puede tocar. Pueden quitarnos nuestro cuerpo, nos pueden matar, pero no nos pueden quitar nuestro reino.

Y este reino es lo que Satanás odia. Doquiera que surjan familias donde existe el amor, donde haya respeto por el esposo y aprecio por la esposa, y donde los hijos estén sujetos a sus padres, hay un reino que Satanás no puede superar. Aquí se demuestra el reino de Dios, y Satanás lo odia. Y si leemos la literatura donde señala lo que dicen los banqueros – lo que dice Rockefeller, vemos que ellos odian este tipo de familias porque no pueden controlarlas. Ellos necesitan romper a las familias. Todo el movimiento feminista fue orquestado de parte de los Rockefeller para destruir a las familias. Y nosotros nos sentamos y miramos televisión y absorbemos toda la basura que están ofreciendo estos hombres, y nuestras familias se están haciendo pedazos. Nuestra soberanía como familias se está erosionando completamente, particularmente en las naciones occidentales. Bueno, como ven, estoy muy apasionado con este tema; este es Nimrod y su sistema.

Quisiera que prestemos atención a esta declaración de un autor, A.T. Jones:

“Con el establecimiento del reino de Nimrod, el mundo antiguo entero entró en una fase histórica nueva. La tradición oriental que hace de aquel guerrero el primer hombre que usara una corona de rey, nos señala un hecho más significativo que la suposición de que fuese un nuevo ornamento en el atuendo, o siquiera la conquista de una provincia. Su reinado introdujo al mundo un nuevo sistema de relaciones entre el gobernante y los gobernados.

Cuando Nimrod se interpuso entre el gobernante y aquellos que son gobernados, se introdujo una nueva relación. Este era el reino de Satanás que se estaba estableciendo y tomando forma:

La autoridad de los gobernantes anteriores se basaba en el sentido de parentesco [entre padre, madre e hijos] y la ascendencia del jefe era una imagen del control paternal. Por el contrario, Nimrod era soberano de territorio, y de los hombres siempre y cuanto fuesen sus habitantes, sin tener en cuenta los lazos personales. Hasta ahora habían habido tribus – familias extendidas – la Sociedad; ahora había una nación, una comunidad política – el Estado.A.T. Jones, Empires of the Bible [Imperios de la Biblia], 1904, página 51.

Esta es una declaración muy reveladora porque describe la situación en la que nos hallamos hoy. Por mi parte no tengo ninguna afiliación von Kevin Rudd, sin embargo él es el líder de mi país. Me someto a las leyes de mi tierra porque es lo que Dios requiere de mí, siempre y cuando no contradigan las leyes de Dios. Pero el liderazgo de Rudd no tiene nada que ver conmigo – no es mi tío, no es mi pariente. Sin embargo él es el líder de este país, de Australia. Ahora, se nos dice que debemos respetar a estos hombres que gobiernan, pero [este sistema] no es como Dios lo había diseñado originalmente. Muchos piensan que debido a que Dios no diseñó las cosas de esta manera, deberíamos derrocar a los gobiernos. Pero Dios no desea que actuemos de esa manera. Sin embargo, necesitamos reconocer qué poder es el que está operando en estos gobiernos o sistemas.

Veamos brevemente los fundamentos de Babilonia y el espíritu de Babilonia:

Los fundamentos de Babilonia:

1. Las relaciones familiares pervertidas: El acto de Cam hacia su padre resultó en atraer la maldición para su genealogía y plantó las semillas para la estructura familiar pervertida de Nimrod. Debido a que Cam no tenía nada que ofrecerle a su hijo, y su hijo no tenía nada que ofrecerle a Nimrod, Nimrod se volvió inseguro.

2. El rechazo de la bendición familiar y la estructura de autoridad: El dominio era según el territorio en lugar de basarse en los lazos familiares [lo cual acabamos de leer]. Nimrod forma un reino propio apartado de Dios.

3. Inseguridad, falta de valor, e identidad confundida: La pérdida de la bendición familiar hizo que Nimrod buscara convertirse en un hombre de renombre para que lo adoraran. El nombre Babilonia significa confusión. Nimrod se vio confundido en cuanto a su identidad. Se veía a sí mismo como uno al cual deberían adorar, en lugar de ver al Dios del cielo de esta manera.

4. Búsqueda del control: El atributo de la tiranía es el espíritu de la necesidad de controlar a los demás mediante la fuerza, debido a que no existe conexión mediante los lazos familiares que provoque respeto. El deseo de adquirir un imperio se refleja en la lista de territorios que se atribuyen a su dominio.

El atributo de la tiranía es el espíritu de la necesidad de controlar, porque cuando uno siente temor, la única manera de quitar ese temor, en términos humanos, es que no hayan sorpresas. Hay que evitar las sorpresas, y esto se puede lograr al mantener a todos los demás bajo control. Así es como la mayoría funciona. Si no hay sorpresas, entonces tengo todo bajo control. Pero si me sorprendo, entonces doy la impresión de que perdí el control. Hay que controlar a todos para que no hayan sorpresas. Y eso es lo que los líderes - los hombres de este mundo, los reyes de este mundo, están planeando hacer, pero serán grandemente sorprendidos por el pueblo de Dios que posee un reino familiar.

Entonces vemos que el principio de Nimrod nos lleva a esto. El espíritu de Nimrod, el espíritu del deseo por el dominio, la inseguridad, las relaciones familiares pervertidas – éstos son los cuatro elementos clave – la rebelión, la tiranía; todo esto lleva a que alguien adquiera el deseo de dominar el mundo. Vemos esto por doquier hoy. Veamos lo que dice Tito 2:

Tito 2:3-5 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; (4) que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, (5) a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

Es interesante que la bestia de Apocalipsis 13 habla palabras - ¿de qué? De blasfemia. ¿De dónde proviene la blasfemia? Proviene de un ambiente hogareño donde no se ha hecho lo que Dios pide. “Para que la palabra de Dios no sea blasfemada” – porque cuando los hijos se crían en un hogar donde no se siguen los principios de familia, entonces se desarrolla la inseguridad en sus corazones de manera que se transforman en blasfemos y no reconocen al Dios del cielo como la fuente de toda vida. En cambio, se ven a sí mismos como el centro del universo y creen que ellos – ellos - deben gobernar.

¿Comprendemos la importancia de este versículo? La importancia de los esposos y esposas y la manera en que se conducen dentro de sus familias, puede prevenir la blasfemia. La única razón por la cual el poder o la bestia puede surgir en los últimos días es debido a que hay familias destruidas; el fracaso de la familia es lo que permite que surja la bestia de Apocalipsis 13. ¿Creen que fue casualidad que la iglesia medieval quería que sus sacerdotes y monjas fuesen célibes? No era casualidad para nada; era parte del plan. Y en esa época la relación principal de la iglesia era una madre y un hijo, no un esposo y esposa. Esto fue todo parte de un plan. Satanás lo planificó así desde el principio para poder establecer su reino en este mundo.

Estudien ese versículo en Tito 2: “Para que la palabra de Dios no sea blasfemada”. La blasfemia ocurre cuando fallan los hogares, cuando ocurre el divorcio. Por supuesto que hay veces en las que no podemos evitar que esto ocurra; no siempre tenemos control sobre lo que sucede. Pero cuando sucede, los hijos que provienen de estas relaciones rotas están grandemente expuestos a la tiranía. Realmente necesitamos pensar en esto.

La tiranía creció bajo el rey de Babilonia en tiempos de Nabucodonosor. Veamos lo que dice. Simplemente mencionaré el punto – dice que había una visión acerca de Nabucodonosor en la que él era un gran árbol:

Daniel 4: 20-22 El árbol que viste, que crecía y se hacía fuerte, y cuya copa llegaba hasta el cielo, y que se veía desde todos los confines de la tierra, (21) cuyo follaje era hermoso, y su fruto abundante, y en que había alimento para todos, debajo del cual moraban las bestias del campo, y en cuyas ramas anidaban las aves del cielo, (22) tú mismo eres, oh rey, que creciste y te hiciste fuerte, pues creció tu grandeza y ha llegado hasta el cielo, y tu dominio [¿hasta dónde?] hasta los confines de la tierra.

Para cuando llegamos a la historia de Nabucodonosor llegamos al punto en el cual un solo hombre es capaz de dominar, y su influencia abarca el mundo entero. Entonces entramos en el período de dominio mundial. Todo esto proviene de la mentira de la serpiente mediante relaciones familiares fallidas donde ocurren la tiranía y el rechazo de Dios como la fuente verdadera de vida. Eso es lo que sucederá cada vez. Y vemos Daniel 4:30 (es el versículo que mencioné anteriormente):

Daniel 4:30 Habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?

El está haciéndose la pregunta. Este es su reino.

Quisiera que prestaran atención brevemente a las imágenes de Daniel 2. ¿Alguna vez se han puesto a pensar acerca de las familias de las personas que reinaban en estos reinos, cómo eran y cómo gobernaban? Fíjense en Nimrod, el fundador: se casó con su madre. Babilonia y la adoración al sol requería de la prostitución. Parte del servicio de adoración consistía en ir y juntarse con una de las prostitutas del templo; eso formaba parte de la religión y era un deber hacerlo. Es una perversión; está todo diseñado para destruir a la familia.

Vemos a Ciro de Medo-Persia. Tuvo que esconderse de su padre que lo quería matar. ¿Les parece esa una buena situación en cuanto a relaciones familiares?

GI-II-6

Felipe de Macedonia le dijo a su hijo de 12 años que se consiguiera su propio reino, ya que no había suficiente lugar para ambos. ¿Y saben cuál fue la historia? Porque Felipe de Macedonia (el padre de Alejandro el Grande – y no hay nada de grande en Alejandro, porque fue un tirano) estaba tratando de domar un caballo, y no podía hacerlo. Entonces Alejandro domó el caballo, y su padre se enojó tanto de que su hijo le había hecho quedar mal que le dijo: “Vete, ve y busca tu propio reino; no hay lugar para ambos”. ¿Cuán inseguro hay que estar para hacer eso? Echó a su hijo, porque sintió que su hijo lo había hecho quedar mal. Estos son los hombres que gobiernan en el mundo.

Alejandro mismo era bisexual; se acostaba con hombres y mujeres. Luego de su muerte su esposa Roxanna y su hijo y hermano fueron asesinados. Su madre también fue asesinada.

Al estudiar los anales de la historia se ven las familias de estos hombres y mujeres que gobernaban - ¡una tragedia! Muy trágico. Relaciones familiares terribles. Y la razón por la cual estos hombres buscaban llegar a tales alturas era porque su inseguridad los impulsaba a buscar el control y el liderazgo. Alguien que ya tiene su propia familia ya tiene su propio reino; no hay nada más que necesite conquistar, porque es feliz en su familia.

Vayamos a la época de los griegos y veamos algunos de éstos. El rey del norte Antíoco Teos, luego de que Ptolomeo Filadelfo hizo la paz al deshacerse de su familia y prometer casarse con Berenice, la hija de Filadelfo. “No hay problema, haremos u pacto; me desharé de mi familia y me casaré con tu hija, no te preocupes”. ¿Cuán déspota hay que se para hacer eso? Acabó con su familia. Luego de la muerte de Filadelfo, Antíoco Teos se deshizo de su nueva esposa, ya que el otro ya había muerto, entonces podía deshacerse de ella, y volvió a llamar a su esposa anterior, Laodicea. Laodicea, quien había aprendido bien de su marido, lo asesinó. “¡Yo te enseñaré cómo se hace, esposo!” – y ¡pum! Se deshizo de él. Como ella había aprendido bien de su marido, se deshizo de él para asegurar que no la descartaran nuevamente, y que su hijo sería el soberano del reino. También mató a Berenice y su hijo, como una medida extra. Este es el sistema de relaciones familiares de Daniel 2. Estas son las familias que gobiernan, y así es como funcionan.

Roma – mencioné esto antes – fue fundada por Rómulo, quien mató a su hermano al destrozar su cráneo con una roca. No vamos a repasar toda esa historia nuevamente, sino sólo mencionar este punto. Al leer los anales de los líderes romanos, encontramos a Julio César, y leemos las historias de estas familias: Bruto, Cleopatra… ¡un completo desastre! Y luego tenemos al supuesto cristiano Constantino, quien ahogó a su esposa en una pileta caliente (se le fue la mano con lo del bautismo) y mató a su hijo – mató a sus propios hijos para evitar que lo sucedieran. Tenía tanto temor de que sus hijos se apoderaran de su reino que los mató. Esto es lo que el reino de Satanás le hace a la gente.

La iglesia medieval hizo muy poco para representar a las familias. Sus sacerdotes eran célibes y la relación modelo que se presentaba era la de Madona y el niño en lugar de la del marido y la mujer. De esto se trata la estatua de Daniel 2. No sé si alguna vez se fijaron en la estatua con ese punto de vista en mente, pero aquella estatua es la imagen de la destrucción del sistema familiar. Eso es lo que representa: la destrucción total