Un asunto vital - 25 - El retorno de Elías

Publicado Nov 06, 2012 por Adrian Ebens En Un asunto vital Aciertos: 900

25. El retorno de Elías

Luego de mirar brevemente los planes de la elite del mundo y cuán exitosos han sido, es fácil ver que el mundo ahora está en gran parte “esclavizado” bajo estos reyes de la tierra. Los principios del reino familiar de Dios han sido abrumados, y esto ha dejado a la gente del mundo completamente vulnerable al dominio y liderazgo de aquellos que desean el poder para sí mismos y se basan en la mentira del poder inherente.

Así como Israel fue tomado cautivo por la nación de Babilonia, los mismos principios han llevado al mundo entero hacia una cautividad relacional y espiritual. La Babilonia espiritual una vez más reina sobre este mundo. El profeta Jeremías explica cómo el mundo entero se ha infectado de este deseo de poder y control mediante la creencia en el poder propio. Lo denomina el vino de Babilonia.

Jeremías 51:7 Copa de oro fue Babilonia en la mano de Jehová, que embriagó a toda la tierra; de su vino bebieron los pueblos; se aturdieron, por tanto, las naciones.

En el libro de Apocalipsis se utiliza el mismo símbolo para referirse a la Babilonia espiritual:

Apocalipsis 17:1-2 Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; 2 con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.

Dios no deja a sus hijos solos, a su propia suerte de destrucción. Así como en el pasado, con el Israel literal, cuando Dios prometía liberación, hoy le promete liberación a su pueblo. Prestemos atención a los siguientes versículos:

Jeremías 50:28, 33-34 Voz de los que huyen y escapan de la tierra de Babilonia, para dar en Sion las nuevas de la retribución de Jehová nuestro Dios, de la venganza de su templo. 33 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Oprimidos fueron los hijos de Israel y los hijos de Judá juntamente; y todos los que los tomaron cautivos los retuvieron; no los quisieron soltar. 34 El redentor de ellos es el Fuerte; Jehová de los ejércitos es su nombre; de cierto abogará la causa de ellos para hacer reposar la tierra, y turbar a los moradores de Babilonia.

 

Apocalipsis 18:1-6 Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. 2 Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. 3 Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. 4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; 5 porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. 6 Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble.

Así como Dios castigó a la Babilonia literal y liberó a su pueblo, también en los últimos días vendrá un mensaje de liberación a través del poderoso ángel (mensajero) que iluminará a la tierra con su gloria. Bajo este mensaje, el poder de Babilonia será quebrantado, y ella caerá.

Así como Dios envió a Moisés a preparar a Israel para que dejara la esclavitud de Egipto, (que fue seguida de una serie de plagas), también en los últimos días Dios promete enviar a Elías para que prepare al pueblo de Dios para escapar de las garras de Babilonia. Luego una serie de plagas caerá sobre Babilonia, y el pueblo de Dios se salvará.

a. Se vuelven los corazones de los hijos hacia los padres

Este mensaje de Apocalipsis afectará grandemente a la población de la tierra. Será un mensaje conmovedor que llevará a la gente a tomar una decisión. El hombre que realizó esta obra en el Antiguo Testamento fue Elías. Dios dice que la obra de Elías será necesaria nuevamente en los últimos días para llevar al mundo a tomar una decisión. Prestemos atención al siguiente texto:

Malaquías 4:5 He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. 6 El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.

En los últimos días Dios enviaría un mensaje en el espíritu de Elías que llevaría a la gente a reclamar los valores familiares. Este mensaje volvería a descubrir los verdaderos principios de liderazgo y sumisión, y especialmente el rol del agente sumiso divino, el Hijo de Dios. Este mensaje llevaría al mundo a tomar una decisión en cuanto a si adorar al Dios de la Biblia y su imagen expresa – el Hijo Divino – y ser parte de su reino familiar, o de adorar a la bestia y su imagen y permanecer como parte del sistema del poder inherente.

Si estudiamos meticulosamente el trabajo de Elías el profeta, vemos que hizo varias cosas:

  1. i)Advirtió que no vendría más lluvia (canal de bendición) durante un período de tiempo específico. De esta manera, los dioses falsos de la fertilidad, los baales, fueron expuestos como fraude. (1 Reyes 17:1).
  2. ii)Proveyó para una mujer y su hijo que no tenían simiente ni canal de bendición – provee para los huérfanos y viudas. (1 Reyes 17:8-24).
  3. iii)Reveló el hecho de que el pueblo de Dios había abandonado los mandamientos – el sistema de protección de la fuente de vida. (1 Reyes 18:18).
  4. iv)Los llevó a tomar una decisión en cuanto a cuál Dios y cuál sistema de adoración seguirían. (1 Reyes 18:21)
  5. v)Reparó el altar del Señor con el sacrificio correcto. (1 Reyes 18:30).
  6. vi)Liberó al pueblo de un sistema falso de adoración al quitar a los profetas de Baal. (1 Reyes 18:40).
  7. vii)Intercedió para que la lluvia (canal de bendición) fuese restaurada. (1 Reyes 18:42-46).

Si resumimos la obra de Elías, vemos que:

  1. i)Desenmascaró al sistema de adoración falso.
  2. ii)Protegió y proveyó para familias vulnerables – restauró el canal de bendición para estas familias al proveerles pan y aceite, que son símbolos de la simiente (Cristo) y el aceite (el Espíritu).
  3. iii)Hizo un llamado para volver a los mandamientos de Dios.
  4. iv)Restauró el corazón del sistema del santuario al reparar el altar.
  5. v)Llevó al pueblo a tomar una decisión en cuanto a quién adorarían.

En una mirada detallada de lo que hizo Elías, vemos componentes claves para restaurar al reino familiar de Dios: los mandamientos, incluyendo el sábado, el santuario, además del rol práctico directo de proveer de simiente a los huérfanos y viudas.

Este mensaje está descrito para el pueblo de Dios de los últimos días, como el mensaje de los tres ángeles. Es una serie de mensajes para prepararlos para ser liberados de la esclavitud, y entrar a la Canaán celestial.

b. El mensaje de los tres ángeles

El mensaje de los tres ángeles es el llamado final de parte de Dios para que el mundo se conecte al sistema del canal de bendición. Leámoslo para ver exactamente qué dice.

Apocalipsis 14:6-12 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, 7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.

 

8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.

 

9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. 12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

El primer mensaje es un llamado para que el pueblo adore al Creador (la fuente de bendición), esté dispuesto a entrar a la boda con Jesús por fe durante el juicio en el lugar santísimo (del santuario), y llame a otros para que acepten esta misma maravillosa oportunidad. Éste es el mensaje del evangelio eterno, que quita la mentira de la serpiente de nuestros corazones y nos mantiene plenamente conectados con el canal de bendición. El llamado a adorar a Aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de agua, es una referencia directa al cuarto mandamiento acerca del sábado. Este llamado a adorar a este Dios es un llamado a recordar que toda la vida proviene de Dios; es el mismo centro del sistema del reino relacional. Esto describe exactamente la obra que Elías realizó cuando le recordó al pueblo acerca de los mandamientos de Dios, y cuando reparó el altar del Señor.

El mensaje del segundo ángel es una advertencia contra el sistema de Babilonia, primero levantado por Nimrod, luego continuado por la mayoría de las naciones de la tierra. También es una advertencia contra la Babilonia espiritual, que es el cuerno/poder de Daniel 7 y 8. Este poder, como vimos, fue responsable de bloquear el sistema del canal de bendición, y mantuvo a la gente enfocada en un sistema de poder inherente, de acuerdo con la mentira de la serpiente. También advierte contra el intento de agradar a Dios con nuestras obras para demostrar que somos dignos de su aprobación debido a lo que hacemos por él. Notemos cómo habla del vino de Babilonia, que es la mentira de la serpiente acerca del poder inherente, que ha hecho airar a las naciones.[1] Elías desenmascaró este sistema falso de adoración de Israel al hacer que la lluvia parara, revelando que este sistema no tenía ningún poder.

El mensaje del tercer ángel nos advierte contra seguir al sistema del nuevo orden mundial establecido por los reyes de la tierra, que en los últimos días buscará consagrar el sistema del poder de vida inherente y hacer que todos le obedezcan, tal como lo hizo Nabucodonosor en los tiempos de Babilonia. El principio de este mensaje comienza con la palabra “si”, lo que significa que se requiere tomar una decisión: “si sigues este sistema, esto es lo que sucederá – escoge ahora seguir a Dios”.

Cuando estudiamos la historia de Elías, vemos que la gente claramente veía quién era el Dios verdadero gracias al fuego que cayó sobre el sacrificio desde el cielo. En la batalla final de los dos sistemas, Satanás intentará engañar a la gente mediante milagros que les hará pensar que el sistema falso es el correcto. Veamos:

Apocalipsis 13:13-14 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.

Será difícil para muchos discernir el sistema de adoración falso del verdadero; discernir entre la adoración del Creador y su Imagen (su Hijo) y la bestia y su imagen. Pero no es necesario ser engañados si seguimos cuidadosamente los principios bíblicos acerca de la familia.

De esta manera, vemos que los mensajes de los tres ángeles reflejan la misma obra que hizo Elías cuando buscaba combatir el sistema de adoración del poder inherente de su tiempo. Estos mensajes:

  1. i)Hacen un llamado a adorar al Creador mediante la restauración de los mandamientos, del sistema de adoración del santuario, y especialmente el sábado.
  2. ii)Hacen un llamado para darle gloria a Dios, que significa reflejar su carácter. El reflejar el carácter se logra mediante la restauración del sistema del canal familiar. “La gloria de los hijos son sus padres.”
  3. iii)Ponen al descubierto el sistema de adoración falsa de Babilonia y su sistema de fuente de vida de poder inherente.
  4. iv)Hacen un llamado para tomar una decisión - ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos?

¿Y la oración para restaurar la lluvia? Esto viene en el mensaje del cuarto ángel, que habla poderosamente de la caída espiritual de Babilonia. Este mensaje sale con gran poder bajo la dirección del Espíritu de Dios. La lluvia simboliza este derramamiento del Espíritu.

Santiago 5:7 Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. 

Este mensaje que sale con poder habla de la caída de Babilonia. Así como Babilonia estaba reteniendo espiritualmente a la gente como esclava bajo el sistema del poder inherente, así también este mensaje hará que las personas sean gozosamente liberadas de este sistema de creencias, tan desolador y sin valor, de manera que clamarán: “Ha caído Babilonia, y ahora soy libre.” Esto es exactamente lo que sucedió con María Magdalena cuando derramó el precioso perfume sobre los pies de Jesús. Su gozo no podía contenerse, y su gozo avergonzó a los discípulos, especialmente a Judas. Muy pronto, un grito de libertad se escuchará por todo el mundo a medida que la gente vuelva al sistema familiar de Dios y obtenga su sentido de valor únicamente de parte de él.

c. La revelación del Padre en las llamas del infierno

Antes de continuar, necesitamos hablar de algunos textos en la parte final del mensaje del tercer ángel. Algunos creen que estos textos enseñan que Dios las quemará para siempre en el infierno. ¿Es esta verdaderamente una reflexión de un Padre amante? ¿Qué significan en realidad estos textos? Miremos de cerca nuevamente a Apocalipsis 14:10, 11.

Apocalipsis 14:10-11 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.

¿Qué es el vino de la ira de Dios que es vaciado puro en el cáliz de su ira? Son las consecuencias y el castigo de aquellos que han rechazado a Dios y su reino familiar. Podemos encontrar una clave para este cáliz (o copa, o vaso) al ver el castigo que Jesús pagó por aquellos que deciden seguir a Dios. Veamos lo que dice Jesús acerca de su experiencia justo antes de morir:

Mateo 20:22 Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos.

 

Juan 18:11 Jesús entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?

 

Lucas 22:41-42 Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, 42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.

La copa de la cual hablaba Jesús era la experiencia de la separación del Padre en la cruz. Cuando Jesús murió con los pecados del mundo sobre sí, en lugar de sentir el gozo y amor de su Padre, sintió la ira de su Padre hacia los pecados que cargaba. Sintió que su Padre lo dejaba solo. Cuando la presencia de su Padre lo dejaba, Jesús clamó:

Mateo 27:46 Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

La palabra “desamparar” significa dejar atrás o abandonar. Dentro del contexto de todo lo que hemos hablado acerca del canal de bendición y Dios como la fuente de vida y bendición, éste sin duda es el evento más aterrador posible. Notemos cuidadosamente: el evento más doloroso y atormentador en un reino relacional es la ruptura de una relación. Jesús no clamó: “me duelen los clavos y los golpes”, sino que clamó: “¿por qué me estás abandonando?” Este es el cáliz de ira, la indignación de Dios, que Jesús tuvo que beber.

El tormento de aquellos que rechazan a Dios es el darse cuenta plenamente de a Quién rechazaron y cuánto han lastimado a su Padre celestial. Dios les revelará completamente cuánto les ha amado y cuán preciosos le eran, y ahora él tiene que decirles adiós. Notemos cómo la Biblia describe el amor en Cantar de los Cantares:

Cantares 8:6 Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.

A medida que el amor de Dios se revele plenamente a aquellos que lo rechazaron, será como brasas de fuego que los queman. El tormento y la agonía los hará llorar y crujir los dientes.

Mateo 8:12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

 

Otro punto importante es que, si Jesús pagó la deuda completa por el pecado, y esa deuda era sufrir una separación total de Dios, entonces la deuda se pagó por completo. Si la deuda fuese quemarse en el infierno para siempre, entonces Jesús todavía tendría que estar en el infierno pagando el precio.

Otro punto que muchos pasan por alto es que la vida únicamente proviene de Dios, y que una vez que se está separado de él, se deja de existir. La mentira de la serpiente es la que hace que la gente crea que se puede seguir viviendo para siempre en las llamas del infierno. Nadie con sentido de justicia podría castigar a una persona para siempre por una breve vida de pecado. Eso sería injusto; tal creencia pinta a Dios como un tirano cruel semejante a Nimrod.

Recordemos que el reino de Dios es un reino relacional, y el castigo será relacional. El castigo es el dolor de la separación del Ser más amante del universo, y la culpabilidad de haber rechazado a semejante Ser.

Es verdad que un fuego físico purificará la tierra y transformará en cenizas a aquellos que rechazaron a Dios, pero éste no es el enfoque del castigo, sino la secuela cuando la tierra sea purificada.

Malaquías 4:1 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.

¿Y qué acerca del humo del tormento que sube por los siglos y los siglos? Esto significa que el efecto de la separación es permanente. Como hemos visto, es imposible vivir apartados de Dios, por lo tanto la gente no podrá seguir viviendo y sufriendo. La expresión “para siempre” en la Biblia significa “mientras dure”, o “hasta que se complete”. Notemos cómo la expresión se utiliza en Jonás:

Jonás 2:5-6 Las aguas me rodearon hasta el alma, Rodeóme el abismo; El alga se enredó a mi cabeza. 6 Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.

Hablando de los juicios contra varias naciones durante la época de Israel, Isaías escribe algunas palabras familiares:

Isaías 34:8-11 Porque es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sion. 9 Y sus arroyos se convertirán en brea, y su polvo en azufre, y su tierra en brea ardiente. 10 No se apagará de noche ni de día, perpetuamente subirá su humo; de generación en generación será asolada, nunca jamás pasará nadie por ella. 11 Se adueñarán de ella el pelícano y el erizo, la lechuza y el cuervo morarán en ella; y se extenderá sobre ella cordel de destrucción, y niveles de asolamiento.

Si viajas por estas tierras hoy, no verás un fuego que arde en los pueblos y localidades mencionados. Al fuego no lo apagaron, completó su obra de destrucción, y el efecto fue permanente. Cuando leemos la Biblia detenidamente, podemos estar agradecidos de que Dios no es un tirano vengativo como Nimrod, sino un Padre amante. Jesús pagó el precio de la separación por nosotros, para que podamos vivir la vida eternamente con nuestro Padre celestial y su Hijo. Escoge hoy en qué reino vivirás. ¿Seguirás al verdadero Dios, la fuente de toda vida? ¿O creerás la mentira de Satanás, creerás que la vida está dentro tuyo, y enfrentarás los tormentos de la separación final, para luego dejar de existir?




[1] Raza o tribu de gente.