El Modelo Divino - 19 - Un angel poderoso

Publicado Oct 31, 2012 por Adrian Ebens En El Modelo divino Aciertos: 1,326

19. Un ángel poderoso

Apo 18:1 Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. (2) Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.

Lo que he tratado de presentar en este libro es simplemente lo siguiente[1]:

Este mensaje tenía que presentar en forma más destacada ante el mundo al sublime Salvador, el sacrificio por los pecados del mundo entero. Presentaba la justificación por la fe en el Garante; invitaba a la gente a recibir la justicia de Cristo, que se manifiesta en la obediencia a todos los mandamientos de Dios. Muchos habían perdido de vista a Jesús. [debido a una piedra angular falsa]. Necesitaban dirigir sus ojos a su divina persona, [como un ser distinto al Padre], a sus méritos [el divino “por quién”, el sacrificio y el verdadero mediador del Padre], a su amor inalterable por la familia humana. Todo el poder es colocado [por el Padre, el “de quién”en sus manos, y él puede dispensar [“por quién”] ricos dones a los hombres, impartiendo el inapreciable don de su propia justicia al desvalido agente humano. Este es el mensaje que Dios ordenó que fuera dado al mundo. Es el mensaje del tercer ángel, que ha de ser proclamado en alta voz y acompañado por el abundante derramamiento de su Espíritu. Testimonios para los ministros, p. 91.

Cuando contemplemos al Cordero de Dios como el gran “por quién” del canal de bendiciones del Padre, construyamos sobre la divina Piedra Ángular que heredó todas las cosas de su Padre, y nuestras familias, iglesias y comunidades disciernan la belleza de Cristo como el unigénito del Padre y comencemos a seguir el modelo del Padre y el Hijo, entonces la tierra será iluminada con su gloria.

¿No es acaso la revelación de Cristo como la Piedra Angular de cada aspecto de nuestra sociedad lo que es la clave para el reavivamiento y la reforma, para formar así un cuerpo organizado gozoso que está enfocado y ansioso de compartir lo que le ha traído tanta alegría?

En relación al derramamiento del Espíritu durante Pentecostés, se nos dice:

Hch 2:1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos en un mismo lugar. 

¿Cómo pueden las personas estar de común acuerdo sin un modelo divino, para saber cómo deberían relacionarse unas con otras? Los que imaginan que el Espíritu Santo sencillamente hará que estemos en armonía uno con otros, sin una comprensión del orden divino celestial como está revelado en el Padre y el Hijo, esperarán en vano que llegue la unidad. ¿No tendría más sentido que el Espíritu de Dios sea derramado con gran poder cuando cada sección del canal de bendiciones se modele a sí mismo después del gran original del “de quién” y del “por quién”?

Tenga en cuenta cómo este ángel en Apocalipsis 18:1 desciende con gran poder o autoridad. Sabemos que toda la autoridad proviene de Dios, y por lo tanto este mensaje descenderá con poder sobre los que aprendan a reconocer la estructura de autoridad de Dios. Sabemos que toda la autoridad ya ha sido otorgada a Cristo.

Mt 28:18 Acercándose Jesús, les dijo: "Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra”.

Cristo tiene la habilidad de dispensar ricos dones y de delegar su autoridad al pueblo de Dios, pero esto depende de la aceptación del testimonio de Dios en relación a su Hijo, lo que significa que ellos creen que Jesús es su Hijo. Luego, a medida que damos pasos hacia el “de quién” y el “por quién” del modelo divino, estaremos completamente preparados para recibir el poder que le fue dado a Cristo por su Padre.

¿Podemos ver que al reverenciar al Hijo de Dios y estar bajo su sombra, comenzamos a ver la gran autoridad que él tiene y podemos ser bendecidos y protegidos por él?

Amigos, les presento a la principal Piedra Angular de nuestra fe: El Señor Jesucristo, el Hijo del Padre en verdad y en amor. 2 Juan 1:3

La revelación de Cristo en relación con su Padre expone ante el mundo la obra de Babilonia y sus esfuerzos para remplazar a la Piedra Angular. Les he presentado cómo veo que el Adventismo ha repetido la obra de Sansón y los hijos de Elí para que nos lleven al cautiverio. Sin embargo, la liberación está a las puertas.

Comencemos la obra de arrepentimiento, oración, y súplica por nuestros líderes en cualquier posición que ocupen. Apelemos y sometámonos a nuestros dirigentes de iglesia para que Cristo sea colocado ante ellos en un espíritu de mansedumbre y temor.


Confío en que pronto nuestro Padre conteste a la oración de su Hijo:

Jn 17:1 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; (2) como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. (17) Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.



[1] Los comentarios entre corchetes son míos