Maranatha Media: Spanish

Apéndice: La reglas de interpretación de Guillermo Miller

Publicado Nov 06, 2012 por Adrian Ebens En Un asunto vital
1,419 Aciertos

Apéndice: La reglas de interpretación de Guillermo Miller

(Con pasajes bíblicos completos incluídos)

De las memorias de Guillermo Miller, por Sylvester Bliss. 1853, páginas 70-72

Ver también Review and Herald, marzo 16, 1868

“Para que podamos proceder inteligentemente … daré un extracto o dos de las reglas de interpretación de Guillermo Miller, que son sustancialmente las de cada intérprete juicioso de la Palabra de Dios”.

Jaime White – Review and Herald, septiembre 16, 1951

Al estudiar la Biblia, he encontrado que las siguientes reglas me han sido de gran utilidad, y ahora se las doy al público por pedido especial. Cada regla debe estudiarse bien, en conexión con las referencias bíblicas, si el estudiante de la Biblia ha de ser beneficiado en algo por ellas.

REGLA I.

Cada palabra debe tener su propio peso sobre el tema presentado en la Biblia.

PRUEBA

Mateo 5:18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.

REGLA II.

Toda la Escritura es necesaria, y puede ser comprendida mediante el estudio y la aplicación diligente.

PRUEBA

2 Timoteo 3:15-17 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. 16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

REGLA III.

Nada de lo que está revelado en la Escritura puede ni será ocultado de aquellos que lo piden por fe, sin vacilar.

PRUEBAS

Deuteronomio 29:29 Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.

Mateo 10:26-27 Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse. 27 Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas.

1 Corintios 2:10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Filipenses 3:15 Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.

Isaías 14:11 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán.

Mateo 21:22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Juan 14:13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Santiago 1:5-6 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. 6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

1 Juan 5:13-15 Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. 14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

REGLA IV.

Para comprender una doctrina, reúne todos los versículos acerca del tema que deseas conocer; luego permite que cada palabra tenga su propia influencia, y si puedes formular tu teoría sin una contradicción, no puedes estar en error.

PRUEBAS

Isaías 28:7-29 Pero también éstos erraron con el vino, y con sidra se entontecieron; el sacerdote y el profeta erraron con sidra, fueron trastornados por el vino; se aturdieron con la sidra, erraron en la visión, tropezaron en el juicio. 8 Porque toda mesa está llena de vómito y suciedad, hasta no haber lugar limpio. 9 ¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los destetados? ¿a los arrancados de los pechos? 10 Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; 11 porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo, 12 a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio; mas no quisieron oír. 13 La palabra, pues, de Jehová les será mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; hasta que vayan y caigan de espaldas, y sean quebrantados, enlazados y presos. 14 Por tanto, varones burladores que gobernáis a este pueblo que está en Jerusalén, oíd la palabra de Jehová. 15 Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos; 16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure. 17 Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo. 18 Y será anulado vuestro pacto con la muerte, y vuestro convenio con el Seol no será firme; cuando pase el turbión del azote, seréis de él pisoteados. 19 Luego que comience a pasar, él os arrebatará; porque de mañana en mañana pasará, de día y de noche; y será ciertamente espanto el entender lo oído. 20 La cama será corta para poder estirarse, y la manta estrecha para poder envolverse. 21 Porque Jehová se levantará como en el monte Perazim, como en el valle de Gabaón se enojará; para hacer su obra, su extraña obra, y para hacer su operación, su extraña operación. 22 Ahora, pues, no os burléis, para que no se aprieten más vuestras ataduras; porque destrucción ya determinada sobre toda la tierra he oído del Señor, Jehová de los ejércitos. 23 Estad atentos, y oíd mi voz; atended, y oíd mi dicho. 24 El que ara para sembrar, ¿arará todo el día? ¿Romperá y quebrará los terrones de la tierra? 25 Cuando ha igualado su superficie, ¿no derrama el eneldo, siembra el comino, pone el trigo en hileras, y la cebada en el lugar señalado, y la avena en su borde apropiado? 26 Porque su Dios le instruye, y le enseña lo recto; 27 que el eneldo no se trilla con trillo, ni sobre el comino se pasa rueda de carreta; sino que con un palo se sacude el eneldo, y el comino con una vara. 28 El grano se trilla; pero no lo trillará para siempre, ni lo comprime con la rueda de su carreta, ni lo quebranta con los dientes de su trillo. 29 También esto salió de Jehová de los ejércitos, para hacer maravilloso el consejo y engrandecer la sabiduría. 

Isaías 25:8 Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.

Proverbios 19:27 Cesa, hijo mío, de oír las enseñanzas que te hacen divagar de las razones de sabiduría.

Lucas 24:27, 44-45 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. 44 Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. 45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras.

Romanos 16:26 pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe,

Santiago 5:19 Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver.

2 Pedro 1:19-20 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada.

REGLA V.

La Escritura debe ser su propia expositora, ya que es una regla en sí misma. Si dependo de un maestro para que me la exponga, y si él adivinare su significado, o desease tenerlo de cierta manera debido a su credo sectario, o para que lo creyesen sabio, entonces sus suposiciones, deseo, credo o sabiduría es mi regla, en lugar de la Biblia.

PRUEBAS

Salmo 19:7-11 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. 8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. 9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 11 Tu siervo es además amonestado con ellos; En guardarlos hay grande galardón.

Salmo 119:97-105 ¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. 98 Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, Porque siempre están conmigo.

99 Más que todos mis enseñadores he entendido, Porque tus testimonios son mi meditación.

100 Más que los viejos he entendido, Porque he guardado tus mandamientos; 101 De todo mal camino contuve mis pies, Para guardar tu palabra. 102 No me aparté de tus juicios, Porque tú me enseñaste. 103 ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca. 104 De tus mandamientos he adquirido inteligencia; Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira. 105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.

Mateo 23:8-10 Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. 9 Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. 10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.

1 Corintios 2:12-16 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. 16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

Ezequiel 34:18-19 ¿Os es poco que comáis los buenos pastos, sino que también holláis con vuestros pies lo que de vuestros pastos queda; y que bebiendo las aguas claras, enturbiáis además con vuestros pies las que quedan? 19 Y mis ovejas comen lo hollado de vuestros pies, y beben lo que con vuestros pies habéis enturbiado.

Lucas 11:52 ¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.

Malaquías 2:7-8 Porque los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley; porque mensajero es de Jehová de los ejércitos. 8 Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos.

REGLA VI.

Dios ha revelado muchas cosas que sucederán mediante visiones, en figuras y parábolas, y de esta manera muchas veces se revelan las mismas cosas una y otra vez, mediante diferentes visiones, o en diferentes figuras y parábolas. Si deseas comprenderlas, debes combinarlas todas en una.

PRUEBAS

Salmo 89:19 Entonces hablaste en visión a tu santo, Y dijiste: He puesto el socorro sobre uno que es poderoso; He exaltado a un escogido de mi pueblo.

Oseas 12:10 Y he hablado a los profetas, y aumenté la profecía, y por medio de los profetas usé parábolas.

Habacuc 2:2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella.

Hechos 2:17 Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños;

1 Corintios 10:6 Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.

Hebreos 9:9, 24 Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto, … 24 Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios;

Salmo 78:2 Abriré mi boca en proverbios; Hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos.

Mateo 13:13, 34 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden… 34 Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba.

Génesis 41:1-32 Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño. Le parecía que estaba junto al río; 2 y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista, y muy gordas, y pacían en el prado. 3 Y que tras ellas subían del río otras siete vacas de feo aspecto y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas hermosas a la orilla del río; 4 y que las vacas de feo aspecto y enjutas de carne devoraban a las siete vacas hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón. 5 Se durmió de nuevo, y soñó la segunda vez: Que siete espigas llenas y hermosas crecían de una sola caña, 6 y que después de ellas salían otras siete espigas menudas y abatidas del viento solano; 7 y las siete espigas menudas devoraban a las siete espigas gruesas y llenas. Y despertó Faraón, y he aquí que era sueño. 8 Sucedió que por la mañana estaba agitado su espíritu, y envió e hizo llamar a todos los magos de Egipto, y a todos sus sabios; y les contó Faraón sus sueños, mas no había quien los pudiese interpretar a Faraón. 9 Entonces el jefe de los coperos habló a Faraón, diciendo: Me acuerdo hoy de mis faltas. 10 Cuando Faraón se enojó contra sus siervos, nos echó a la prisión de la casa del capitán de la guardia a mí y al jefe de los panaderos. 11 Y él y yo tuvimos un sueño en la misma noche, y cada sueño tenía su propio significado. 12 Estaba allí con nosotros un joven hebreo, siervo del capitán de la guardia; y se lo contamos, y él nos interpretó nuestros sueños, y declaró a cada uno conforme a su sueño.

13 Y aconteció que como él nos los interpretó, así fue: yo fui restablecido en mi puesto, y el otro fue colgado. 14 Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón. 15 Y dijo Faraón a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos. 16 Respondió José a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia a Faraón. 17 Entonces Faraón dijo a José: En mi sueño me parecía que estaba a la orilla del río; 18 y que del río subían siete vacas de gruesas carnes y hermosa apariencia, que pacían en el prado. 19 Y que otras siete vacas subían después de ellas, flacas y de muy feo aspecto; tan extenuadas, que no he visto otras semejantes en fealdad en toda la tierra de Egipto. 20 Y las vacas flacas y feas devoraban a las siete primeras vacas gordas; 21 y éstas entraban en sus entrañas, mas no se conocía que hubiesen entrado, porque la apariencia de las flacas era aún mala, como al principio. Y yo desperté. 22 Vi también soñando, que siete espigas crecían en una misma caña, llenas y hermosas. 23 Y que otras siete espigas menudas, marchitas, abatidas del viento solano, crecían después de ellas; 24 y las espigas menudas devoraban a las siete espigas hermosas; y lo he dicho a los magos, mas no hay quien me lo interprete. 25 Entonces respondió José a Faraón: El sueño de Faraón es uno mismo; Dios ha mostrado a Faraón lo que va a hacer. 26 Las siete vacas hermosas siete años son; y las espigas hermosas son siete años: el sueño es uno mismo. 27 También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; y las siete espigas menudas y marchitas del viento solano, siete años serán de hambre. 28 Esto es lo que respondo a Faraón. Lo que Dios va a hacer, lo ha mostrado a Faraón. 29 He aquí vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto. 30 Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será olvidada en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra. 31 Y aquella abundancia no se echará de ver, a causa del hambre siguiente la cual será gravísima. 32 Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla.

Daniel 2, 7, 8 (Imagen, bestias impuras, bestias puras)

Hechos 10:9-16 Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta. 10 Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis; 11 y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; 12 en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo. 13 Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. 14 Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás. 15 Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. 16 Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo.

REGLA VII.

Las visiones siempre se mencionan como tal.

PRUEBA

2 Corintios 12:1 Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor.

REGLA VIII.

Las figuras siempre tienen un significado figurado, y se usan mucho en la profecía, para representar cosas, tiempos y eventos futuros, tales como montañas que significan gobiernos, bestias que significan reinos, aguas que significan multitudes, una lámpara que significa la Palabra de Dios, un día que significa un año.

PRUEBAS

Daniel 2:35, 44 Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra… 44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,

Daniel 7:8, 17 Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas…17 Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.

Salmo 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.

Ezequiel 4:6 Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado.

REGLA IX.

Las parábolas se utilizan como comparaciones para ilustrar temas, y deben ser explicadas por el tema y la Biblia de la misma manera que las figuras.

PRUEBA

Marcos 4:13 Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas?

REGLA X.

Las figuras a veces tienen dos o más significados, así como el día se utiliza en sentido figurado para representar tres periodos diferentes de tiempo.

PRUEBAS

            1. Indefinido (Eclesiastés 7:14).

            2. Definido, un día por un año (Ezequiel 4:6).

            3. Un día por mil años (2 Pedro 3:8).

Si colocas la verdadera construcción, armonizará con la Biblia y tendrá sentido, de lo contrario, no.

REGLA XI.

Cómo saber cuándo una palabra se usa en sentido figurado: si tiene sentido así como está, y no viola las leyes simples de la naturaleza, entonces debe ser comprendida literalmente. De lo contrario, debe entenderse en forma figurada.

PRUEBAS

Apocalipsis 12:1-2 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

Apocalipsis 17:3-7 Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; 5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. 6 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro. 7 Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos.

REGLA XII.

Para aprender el verdadero significado de las figuras, busca la palabra que es figura en tu Biblia, y donde se halle explicada, aplícala a tu figura. Si la aplicación tiene sentido, no necesitas buscar más; en caso contrario, busca nuevamente.

REGLA XIII.

Para saber si tenemos el verdadero evento histórico para el cumplimiento de una profecía: si encuentras que cada palabra de la profecía (luego de que se comprendan las figuras) se cumple literalmente, entonces podrás saber que tu historia es el evento verdadero. Pero si a una palabra le falta el cumplimiento, entonces debes buscar otro evento, o esperar su futuro cumplimiento. Pues Dios se ocupa de que la historia y la profecía concuerden, de manera que los verdaderos hijos creyentes de Dios nunca se avergüencen.

PRUEBAS

Salmo 22:5 Clamaron a ti, y fueron librados; Confiaron en ti, y no fueron avergonzados.

Isaías 45:17-19 Israel será salvo en Jehová con salvación eterna; no os avergonzaréis ni os afrentaréis, por todos los siglos. 18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro. 19 No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis. Yo soy Jehová que hablo justicia, que anuncio rectitud.

1 Pedro 2:6 Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

Apocalipsis 17:17 porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios.

Hechos 3:18 Pero Dios ha cumplido así lo que había antes anunciado por boca de todos sus profetas, que su Cristo había de padecer.

REGLA XIV.

La regla más importante de todas es que debes tener fe. Debe ser una fe que requiere un sacrificio, y, si probada, abandonaría al objeto más querido en la tierra, el mundo y todos sus deseos, el carácter, estilo de vida, ocupación, amigos, hogar, comodidades, y honores mundanales. Si alguno de estos nos impidiera creer en cualquier parte de la Palabra de Dios, se mostraría que nuestra fe es vana. Tampoco podremos creer mientras uno de estos motivos se encuentre escondido en nuestros corazones. Debemos creer que Dios jamás abdicará de su Palabra. Y podemos tener confianza de que Aquel que presta atención al gorrión, y enumera los cabellos de nuestra cabeza, vigilará la traducción de su propia Palabra, y pondrá una barrera alrededor de la misma, y prevendrá que aquellos que sinceramente confían en Dios, y ponen confianza implícita en su Palabra, yerren lejos de la verdad, aunque no comprendan ni Hebreo ni Griego.

Estas son algunas de las reglas más importantes que encuentro que la Palabra de Dios me garantiza adoptar y seguir, por sistematicidad y regularidad. Y si no estoy grandemente engañado, al hacerlo, he encontrado a la Biblia, en su totalidad, uno de los libros más simples, llanos e inteligibles que jamás se haya escrito, que contiene pruebas dentro de sí misma en cuanto a su origen divino, y está llena de conocimientos que nuestros corazones desearían conocer o disfrutar. La he encontrado un tesoro que el mundo no puede comprar. Da una serena paz al creer, y una esperanza firme en el futuro. Sostiene la mente en la adversidad, y nos enseña a ser humildes en la prosperidad. Nos prepara para amar y hacer el bien a otros, y a reconocer el valor del alma. Nos hace valientes por la verdad, y nos da coraje para oponernos al error. Nos da un arma poderosa para quebrantar la infidelidad, y nos hace conocer el único antídoto contra el pecado. Nos enseña cómo la muerte será conquistada, y cómo los lazos de la tumba deben ser quebrantados. Nos cuenta de eventos futuros, y muestra la preparación necesaria para enfrentarlos. Nos da la oportunidad de mantener una conversación con el Rey de reyes, y revela el mejor código de leyes jamás promulgado.

Ésta es simplemente una vista débil de su valor; sin embargo cuántas almas en perdición la tratan con abandono, o, lo que es igualmente malo, la tratan como un misterio oculto que no puede ser conocido. Oh, mi querido lector, hazla tu estudio principal. Inténtalo bien, y encontrarás que es todo lo que he dicho. Sí, como la Reina de Sabah, dirás que ni la mitad te fue dicha.

La divinidad que se enseña en nuestras escuelas siempre está fundada en algún credo sectario. Tal vez servirá tomar una mente en blanco e impresionarla con este estilo, pero siempre terminará en la intolerancia. Una mente libre jamás estará satisfecha con las opiniones de otros. Si yo fuese un maestro en divinidad para jóvenes, primero estudiaría su capacidad y sus mentes. Si éstas fuesen buenas, les haría estudiar la Biblia por sí mismos, y los enviaría libres para hacerle bien al mundo. Pero si no tuviesen mentes, ¡los estamparía con la mente de otro, escribiría intolerancia sobre sus frentes, y los mandaría como esclavos!